El antídoto de la envidia

El destructor más común de la amistad no es el enojo, no es la indiferencia ni la dureza en nuestro trato con los demás. A la luz de la Palabra de Dios descubrimos que gran parte del problema en cualquier relación es la envidia. En nuestra serie Descubriendo el amor de Dios, miraremos el versículo…