Orando con perspectiva: Cómo tener una vida plena

Tuyo es el Reino, el poder, y la gloria, por todos los siglos Amén. Así termina el Padrenuestro. Comienza con Dios y termina con Dios. Detrás de estas palabras nuestra oración adquiere una perspectiva especial que nos ayuda plantearnos la realidad de una vida plena. Con esta reflexión terminamos esta serie sobre el Padrenuestro: profundizando…