El antídoto para el dolor producido por los que nos rodean


Esta semana, seguimos nuestra serie llamada Recetas para el estrés en nuestra reunión dominical en el Restaurante Parrilla La Plazuela en Guadalix de la Sierra a las 18:30. Estamos estudiando el Salmo 23 versículo por versículo y estamos buscando antídotos para siete causas comunes de estrés.

Este fin de semana  estamos buscando el antídoto de Dios para cuando somos heridos y experimentamos dolor en nuestras vidas. Debido a que vivimos en un mundo imperfecto, vamos  a ser heridos. Experimentaremos dolor tanto  por accidentes, enfermedades o diversas circunstancias adversas.

Pero el dolor más grande que tendremos  en nuestra vida será producido por personas. Las amistades son la fuente principal de estrés en nuestra vida. También son las mayores bendiciones y el mayor gozo. Pero las personas nos lastiman, a veces intencionalmente, a veces sin intención, a veces por accidente, a veces a propósito. El problema es que nuestra respuesta a estas heridas casi siempre es incorrecta. Descubriremos desde el Salmo 23 el antídoto de Dios para nuestras heridas, además de analizar cinco cosas que no debemos hacer cuando las personas nos lastiman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s