Siguiendo los pasos de Jesús


El 24 de junio del 2018 celebramos una reunión especial de bautismos desde la Comunidad Cristiana de la Sierra Norte de Madrid. El acto tuvo lugar en el Centro de Retiros Aguas Vivas en la Cabrera, con la oportunidad de escuchar el testimonio de las personas que daban ese paso tan significativo, alabar juntos a Dios y escuchar el mensaje de la Biblia y profundizar sobre la invitación que Dios nos hace para darnos una nueva vida y lo que significa y simboliza el bautismo, un paso de obediencia y testimonio, tal y como Jesús nos indicó en la Gran Comisión, al ascender al cielo.

Las Iglesias evangélicas, siguiendo el modelo del Nuevo Testamento, bautizan a los nuevos creyentes ya de adultos, con una comprensión de su fe personal en Jesucristo. Este acto no salva ni nos acerca más a Dios. Es el símbolo externo de lo que ha ocurrido ya en sus corazones, de haber sido alcanzados por el amor de Dios y su Salvación en Jesucristo.

El bautismo en agua  es un paso de obediencia a la Palabra de Dios. Jesucristo antes de ascender a los cielos les dijo a sus discípulos: Por tanto, id y haced discípulos a todas la naciones , bautizándolos en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. (Sn. Mateo 28:19) Como puedes ver en este versículo, el primer paso, luego de aceptar a Jesucristo es el bautismo en agua. Jesús estableció el bautismo dentro de su ministerio y hacía y bautizaba “más discípulos que Juan, (aunque Jesús no bautizaba sino sus discípulos)” Ju an 4:1-2

El bautismo en agua, como vemos en Mat. 28:19 forma parte de “La Gran Comisión” del Cristo resucitado a sus discípulos.  El bautismo en agua es importante porque enfatiza uno de los propósitos de la iglesia: “La comunión con otros”. El bautismo significa pertenencia. Como cristianos somos llamados a “pertenecer” no tan sólo a “creer”. El bautismo no sólo es un símbolo de “salvación” sino también de comunión”. El bautismo en agua nos identifica con una nueva familia: los creyentes en Cristo. No estamos solos. Tenemos una nueva familia.

El bautismo, tal y como lo enseña la Biblia, es un símbolo de haber nacido de nuevo, de haber depositado nuestra confianza solo en Jesucristo para salvación. En este sentido, son varios los aspectos que se simbolizan con este sencillo acto:

  • El bautismo es un símbolo de que el creyente muere al pecado y resucita a una nueva vida en Cristo (Rom. 6:1-4; 2a Cor. 5:17)
  • Simboliza que el creyente es lavado en la sangre de Jesucristo (Hech. 3:19, 22:16)
  • Simboliza la resurrección del creyente con Cristo (Col. 2:12)
  • El bautismo significa para el creyente “someterse al señorío de Cristo”. (Hch. 2:38)
  • Significa dar testimonio público de la fe en el Señor Jesucristo. (Hech. 8:36-37)
  • Identifica al creyente con la muerte de Jesucristo (Rom. 6:5)
  • Identifica al creyente con la resurrección de Jesús (Col. 2:12)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s