AESVIDA, música y testimonio en la marcha por la vida de Madrid


 

 

AESVIDA, música y testimonio en la marcha por la vida de Madrid

Algunos miembros de la Asociación evangélica Aesvida, en Puerta del Sol. / ABC

 

 

Remedios Losada, miembro de esta asociación evangélica provida, contó su conmovedora historia.

 

10 DE ABRIL DE 2013, MADRID

 

“Dios no permitió que muriera”. Son palabras de Remedios Losada, una cristiana evangélica que participó en el acto principal de la marcha por la vida que se celebró el pasado sábado en la Puerta del Sol de Madrid y en el que miles de personas se manifestaron contra el aborto y a favor de la vida.

Más de 400 entidades participaron en una convocatoria en la que además se pidió al Gobierno que cumpla su compromiso electoral con respecto a la reforma de la actual ley del aborto. A lo largo del evento se recordó que en España se practicaron 118.359 abortos en 2011, siendo el tercer país de la Unión Europea donde se practican más interrupciones del embarazo, después de Francia y el Reino Unido.

Sin embargo, las asociaciones provida estiman que el 80% de las mujeres que reciben respaldo renuncian al aborto, por lo que consideran clave su labor y visibilización hacia la sociedad.

En la marcha por la vida participaba la asociación evangélica Aesvida, cuyo trabajo principal es ayudar a las mujeres que están pensando en abortar a que tomen conciencia del acto que quieren hacer y ofrecerles ayuda para tomar otro rumbo. “Entendemos que la segunda víctima del aborto, después del bebé no nacido, es la madre”, dicen desde la asociación, por lo que sus esfuerzos también se dirigen a ayudar a mujeres a superar el síndrome postaborto, “una realidad dolorosa y traumática. Estas mujeres necesitan nuestro amor y ayuda para salir de la culpa y la desesperación”, explican.

LA HISTORIA DE REMEDIOS
 En el acto principal del Día Internacional por la Vida se dio lugar a diversas participaciones. Entre ellas estuvo la de Remedios Losada, una mujer de fe evangélica, hoy madre de dos hijos, que pudo ser abortada.

Ante miles de personas y los medios de comunicación presentes – a los que sin duda llamó la atención, puesto que en el  diario ABC le dedicaron un reportaje  – Remedios expresó su convicción en la defensa de la vida de acuerdo “al propósito de Dios con todo ser humano”. Contó cómo su madre intentó abortar varias veces, pero no lo consiguió.

“Superviviente”, como ella misma se define, de la masacre que tuvo lugar ese día, en el cual su madre fue a una clínica abortiva donde, después de practicar cientos de abortos, la doctora le dijo: “Márchese señora, lo que usted lleva dentro yo no lo puedo tocar, por favor, váyase”.

“Mi madre siempre me ha dicho que soy especial porque todos los problemas que parecía que traería mi nacimiento se convirtieron en buenas noticias”, afirmó Remedios, que a pesar de una malformación congénita, a causa de los intentos de aborto de su madre, es ahora una mujer feliz, vital y con una maravillosa familia. Está casada y tiene dos hijos mellizos que no la “dejan descansar”.

“Si mi madre hubiera abortado tendría hoy un gran arrepentimiento. La vida le ha dado una lección porque sabe que la vida está llena de vida”, comentó.

El acto se cerró con música y danza, en este caso, con la canción “Sí a la vida”, compuesta por Susana Feito, también evangélica y miembro de la misma asociación. Un cierre alegre y positivo en el que se reivindicó el derecho del no nacido.

 Puede conocer más sobre Aesvida en su  página web.

 

Editado por: Protestante Digital 2013

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s