¿Cómo enfrentar nuestros fracasos y errores?

Porque somos gente imperfecta viviendo en mundo imperfecto experimentamos grandes fallos y errores. Cuando Jesus estaba cerca de sus momentos de entrega en la Cruz experimentó el fallo de dos de sus amigos: Judas y Pedro. Judas le traiciono y Pedro le negó. Los dos le negaron pero Judas rechazó la misericordia de Dios y…

Experimenta la misericordia de Dios

La mayor alegría en la tierra es la sensación de experimentar la misericordia de Dios y ser usado por Dios para un propósito mayor que tú. Ninguna otra experiencia en tu vida se acerca a este sentimiento. Tu vida es más importante que simplemente crecer, tener una educación, conseguir un trabajo y una familia, retirarse…

Orando con perspectiva: Cómo tener una vida plena

Tuyo es el Reino, el poder, y la gloria, por todos los siglos Amén. Así termina el Padrenuestro. Comienza con Dios y termina con Dios. Detrás de estas palabras nuestra oración adquiere una perspectiva especial que nos ayuda plantearnos la realidad de una vida plena. Con esta reflexión terminamos esta serie sobre el Padrenuestro: profundizando…

Esperanza más allá del fracaso

Cuando oras , “No nos dejes caer en la tentación”, estás expresando tu propia debilidad ante las pruebas y dificultades de la vida. Estás diciendo: “Señor, yo solo no puedo lograrlo. Yo solo no puedo hacerlo “. Cuando oras: “Pero líbranos del maligno”, declaras tu confianza en el gran poder de Dios. La primera mitad…

La oración que nos rescata

Necesitamos de Dios en todo momento. Y su rescate se hace más necesario en los momento de prueba y tentación. ¿Cómo acudir a Él en esos momentos difíciles? ¿Cómo distinguir entre prueba y tentación? El Padrenuestro primero se centra en Dios para después enfocar nuestras necesidades. Del presente se desplaza hacia el futuro para pedir…

Experimenta el perdón que nos libera

¿Qué es más difícil para ti: pedirle a Dios que te perdone o perdonar a una persona que ha pecado contra ti? La quinta petición del Padre Nuestro parece bastante simple, pero las cosas simples a veces pueden ser muy profundas. Estas son las palabras de Jesús: “Perdónanos nuestras deudas como también nosotros perdonamos a…

Enfrentando la culpa: cuando pedimos perdón a Dios

EL QUE ES INCAPAZ DE PERDONAR ES INCAPAZ DE AMAR. Lo dijo Martin Luther King. A veces, cosas tan aparentemente pequeñas no nos dejan avanzar. Un día dejó de funcionar el lavavajillas. Creí que estaba atascado. Lo limpié. No funcionaba. Pensábamos que iban a cobrarnos mucho y decidimos esperar… sin lavavajillas. Al final llamamos al…

Aprendiendo a compartir lo que Dios nos da

Confiar en Dios, depender de Dios, significa compartir todo lo que Él nos proporciona. Cuando Dios te da algo, Él siempre quiere que lo compartas con todos los demás. Todo lo que Dios te da, Él quiere que lo compartas. Fíjate que no dice, “Dame hoy el pan mío de cada día.” Dice: ” Danos…

Danos el pan nuestro de cada día: Aprendiendo a depender de Dios

Necesitamos aprender a confiar en Dios, a depender de Él. Esta semana vamos a ver la Oración de la Dependencia, que es la tercera frase de la Oración del Señor. Son sólo cinco palabras, Mateo 6:11: “Danos hoy el pan nuestro de cada día.” Ho veremos qué puede expresar ese pan y cómo depender de…

Hágase tu voluntad: la oración más difícil

Algunas oraciones son más difíciles de orar que otras. Quizás estabas junto a la cama de un ser querido y descubriste que la oración era casi imposible. Puede que hayas enfrentado una dificultad tan inmensa que realmente no sabías qué palabras usar cuando orabas. O tal vez ha habido momentos en tu vida en los…

Cuando Dios avanza sus propósitos

Cuando oramos “Venga tu Reino” se trata de un asunto muy serio y de grandes implicaciones. A un nivel, le estás pidiendo a Dios que envíe a Jesús de regreso y baje el telón de la historia humana tal como la conocemos. A otro nivel, estás invitando a Dios a invadir tu mundo y transformarlo….

Tomando a Dios en serio

Cuando hablamos de Dios no es un asunto que podamos tomar a la ligera. Ahora es el momento de mirar la primera frase de la primera mitad de la oración : “Santificado sea tu nombre”. Creo que es justo decir que esta frase es la que menos sentido tiene para nosotros y por eso es…